Conoce las ventajas y desventajas de practicar sexo anal con tu pareja
Todo lo que debes saber del nuevo Samsung Galaxy S6 y cuanto te costaría tener uno

Todo lo que debes saber del nuevo Samsung Galaxy S6 y cuanto te costaría tener uno

Este viernes se realizó el lanzamiento de los teléfonos Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge en Venezuela. A pocas horas de su salida al mercado, el teléfono se cotiza a través de Mercado Libre a un costo que va desde 224 mil hasta 299 mil bolívares por cada aparato.

Emiten orden de captura contra el general Hebert García Plaza por compra de Ferrys

Emiten orden de captura contra el general Hebert García Plaza por compra de Ferrys

El general venezolano Hebert García Plaza, exministro de Transporte Aéreo y Acuático, es uno de los implicados en la compra “irregular” de barcos en España y en su contra pesa ya “orden de aprehensión”, anunció este domingo la fiscal general, Luisa Ortega Díaz. “Se encuentran detenidos cuatro directivos de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) por su presunta responsabilidad en una compra irregular de embarcaciones españolas” y “faltan tres órdenes de aprehensión por materializar, entre ellas la del exministro”, reveló la fiscal en un programa dominical de Televen.

Empresas fantasmas registradas en Miami y Weston recibieron millonarias transferencias para exportaciones fraudulentas desde ecuador hacia Venezuela

Empresas fantasmas registradas en Miami y Weston recibieron millonarias transferencias para exportaciones fraudulentas desde ecuador hacia Venezuela

Empresas fantasmas registradas en Miami y Weston recibieron millonarias transferencias de otras compañías pertenecientes a personas que actualmente son investigadas en Ecuador por lavado de activos tras montar exportaciones fraudulentas desde ese país hacia Venezuela.La estafa involucra a empresarios sudamericanos que adquirieron desde lujosos apartamentos en Miami hasta un avión ejecutivo en Fort Lauderdale tras desangrar el Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre),

SPORT CITY - MERCEDES

Conoce las ventajas y desventajas de practicar sexo anal con tu pareja

Share

El sexo anal heterosexual parece haberse puesto de moda y existen numerosas parejas que lo practican pero, la verdad es que muchas mujeres sólo lo hacen para complacer a su pareja, no por propio gusto.

 

Síguenos en: @urbe_guayana

 

Tradicionalmente, el sexo anal entre parejas heterosexuales fue una variante de la sexualidad, no siempre bien vista, que contribuía al control de la natalidad. Al principio se utilizaba más como una forma de evitar tener hijos. Y con el tiempo se empleó como una variante más de las prácticas sexuales.

 

Sodomía es otro nombre para referirse al sexo anal. Actualmente, la práctica habitual del coito anal se encuentra en torno al 10% de la población masculina y femenina. Parece probado que las mujeres urbanas con bajos ingresos suelen tener una experiencia con el coito anal (entre el 9% y el 38%) superior al de las universitarias (12%).

 

Razones de rechazo

 

Las mujeres terminan aceptando en mejor o menor grado el sexo anal por amor a su pareja. Es posible que con el tiempo se acostumbren y terminen aceptándolo con agrado. Pero, inicialmente, el sexo anal es algo que tienden a rechazar casi todas las mujeres.

 

Las razones de dicho rechazo son bien sencillas. Y no se trata, simplemente, de que esa actividad resulte un tabú para ellas. Es verdad que algunas rechazan el sexo anal porque no admiten que entre nada por un lugar destinado a que sólo salgan cosas, o porque supongan que ese tipo de actividad sólo es propia de la homosexualidad femenina y, por tanto, deduzcan que si su pareja se lo propone es porque tiene algo de perverso o de homosexual.

 

Hay otras razones prácticas para ese rechazo. Por un lado se encuentra el temor de las mujeres al dolor que dicha práctica pueda ocasionarles. Un dolor que es auténtico, nada imaginario, que se debe a la intensa contractura refleja del ano cuando algo intenta abrirlo abruptamente.

 

Un reflejo fisiológico, destinado a evitar episodios desagradables que no se mencionarán aquí pero que todos los lectores podrán imaginar. Sólo un proceso de habituación al sexo anal permitirá que dicho dolor desaparezca cuando la costumbre permita a la mujer relajar espontáneamente el esfínter anal para dejar entrar al pene.

 

El papel de la mujer

 

Las mujeres suelen ser el sujeto pasivo en el mismo. Y no hago referencia a la postura o a la actitud respecto a la sodomía sino a la propuesta de esta actividad sexual: pues generalmente la hacen los hombres.

 

Porque, aunque es cierto que existen mujeres que tienen una experiencia de coito anal superior a la de algunos hombres homosexuales, lo cierto es que el coito anal resulta más atractivo para los hombres que para las mujeres. Probablemente, a los hombres les seduce el aspecto animal de este tipo de encuentro, además de que al ser más cerrado el esfínter anal que la vagina, les proporciona sensaciones más intensas.

 

La higiene y demás

 

Por otro lado, entre las razones del rechazo, se encuentran las cuestiones higiénicas. A las mujeres les preocupa tanto qué hacer antes de la relación, para que el terreno se encuentre limpio y sin restos de heces, como, también, semen manchar el pene con esos restos después del acto.

 

En ocasiones, las medidas preventivas que hay que poner en marcha para ambas situaciones disuaden, por sí solas, a cualquiera.

 

Y una tercera razón para rechazar el sexo anal es que este no procura a la mujer sensaciones eróticas relevantes. Las mujeres que lo practican pueden sacar placer del contacto físico; de la situación que ocasiona: un contacto muy primitivo e instintivo; de proporcionar a su pareja unas sensaciones de ese tipo.

 

Pero el ano, aunque tiene terminaciones nerviosas que pueden trasmitir sensaciones eróticas, estas sólo se despiertan con las caricias, no con la inserción del pene en el ano.

 

El coito anal no produce las sensaciones eróticas que las mujeres sienten en el vaginal y, por descontado, no lleva a ninguna mujer al orgasmo. El ano está más lejos del clítoris que la vagina y, por tanto, no recibe ninguna clase de estimulación durante el coito anal. Es necesario que el hombre masturbe a la mujer (lo que no siempre es fácil, sobre todo en la posición del misionero) o que ella se lo haga a sí misma (a lo que no siempre se atreve) para llegar al orgasmo.

 

No puede extrañar, por tanto, que las mujeres se muestren reticentes a practicar el coito anal. A ellas no les produce gran cosa.

 

Fuente: Derf

 

Share

Adquiere tu Gift Card aquí:

 

Recibe a UG en tu Email:


Encuentra las ofertas y promociones actualmente disponibles para nuestros servicios. Suscríbete ahora mismo!.



Aplica para eventos y promociones patrocinadas por nosotros y sólo para nuestros suscriptores
BANNER - VOGA MAGAZINE